viernes, 28 de abril de 2017

CHEESECAKE CON QUESO DE YOGUR

Más recetas de cheesecake, en mi blog, nunca falta, y en casa, aprovecho cualquier ocasión para prepararla, una comida familiar, un cumpleaños, o simplemente un antojo. Esta vez mi excusa ha sido un nuevo queso que he encontrado en el supermercado, queso de yogur griego, con menos calorías que el queso de untar, tipo philadelphia o mascarpone. La receta es la misma que ya conocéis los seguidores de mi blog, el resultado en cuanto a textura es el mismo que con cualquier otro tipo de queso, el sabor es más suave, menos pesado, os lo recomiendo sin duda. Aunque yo seguiré fiel a queso ricotta para este tipo de tartas, es el que más sabor aporta.

400 gr galletas 
80 gr mantequilla
600 gr de queso de yogur griego
400 gr nata
6 huevos
1 cucharadita de aroma de vainilla
200 gr leche condensada
Mermelada de frambuesas 

Thermomix

Pon las galletas en el vaso y tritura 5 segundos a velocidad 7-9. Añade la mantequilla y programa 5 min/80/vel 3.

Echamos la mezcla de galletas en el molde y extendemos para cubrir la base y los laterales, refrigeramos mientras preparamos la crema de queso.

Este cheesecake lo vamos a hacer al baño maría en el horno, así que antes de empezar con el relleno, ve poniendo una base o una bandeja con agua caliente. Pon el horno a 200ºC con calor arriba y abajo mientras seguimos trabajando. 
Pon los huevos en el vaso, y bátelos 30 segundos en velocidad 5. Añadimos la leche condensada, la nata, la vainilla , y el queso, mezclamos 30 seg/vel 5.

Sacamos el molde del frigorífico y echamos la crema dentro, metemos en el horno, y horneamos 60 minutos a 180º, con calor arriba y abajo, dejamos enfriar dentro del horno. 

Tradicional

Si no tenéis thermomix, podéis seguir los mismos pasos anteriores, pero utilizando la batidora de toda la vida, incluso para triturar las galletas. 





jueves, 27 de abril de 2017

PUDDING DE PAN AL AROMA DE NARANJA

No sé a vosotros, pero a mí, nunca me faltan en mi diario de recetas, las recetas con las que puedo aprovechar restos de comida, o esos productos que están a punto de caducar, y hay que utilizar si o si, para que no acaben en la basura, la primera norma de todo cocinillas es nunca, nunca, nunca tirar comida. 

Esta receta, es para aprovechar un poco de pan de molde grueso, si no tenéis, podéis sustituirlo por pan normal, restos de bollería, magdalenas, sobaos, etc ..., cualquier tipo de pan sirve. Si utilizais bollería, os recomiendo disminuir la cantidad de leche condensada y aumentar la de leche desnatada, para que resulte muy dulce y empalagoso.

800 ml de leche desnatada
300 gr. pan 
5 huevos
Zumo de una naranja
200 ml leche condensada
Caramelo 

Thermomix

Ponemos en un bol el pan remojado con la leche, reservamos media hora. 

Echamos en el vaso de la thermomix, el pan remojado, los huevos, el zumo, la leche condensada y trituramos 30 seg/vel 4. Cubrimos el molde con el caramelo, echamos la crema del pudding.

Llenamos el vaso de la thermomix de agua, más o menos un litro, colocamos el Varoma, metemos dentro el molde con el pudding, tapado con papel de hornear, programamos 50 min/varoma/vel cuchara. Comprobar si está cuajado, si no, añadir unos minutos más. 

Tradicional

Ponemos en un bol el pan remojado con la leche, reservamos media hora. Añadimos los huevos, el zumo, la leche condensada y trituramos con la batidora. Cubrimos el molde con el caramelo, echamos la crema de pudding, horneamos 40 minutos, calor arriba y abajo, si véis que se dora mucho por arriba, cubrir con papel de aluminio.



martes, 25 de abril de 2017

CUPCAKES DE DULCE DE LECHE CON FROSTING DE AVELLANAS

Esta dulce receta la tenía pendiente de publicar desde hace unas semanas, apasionada de los cupcakes no hay semana que no los prepare, en casa les encantan a todos, sobre todo a mis hijas, el problema es que cada uno tenemos un gusto diferente y a veces es difícil decidir que sabor hacer. Eso sí, el dulce de leche con ese sabor a caramelo es irresistible para todos.

200 gr. mantequilla de soja
100 gr. azúcar
2 huevos(L)
100 ml. leche de soja
180 gr. harina leudante
4 cucharadas de dulce de leche

Batimos la mantequilla con el azúcar, durante unos minutos, añadimos los huevos, uno a uno, sin dejar de batir, a velocidad baja añadimos la mitad de la harina y la mitad de la leche, seguimos batiendo, añadimos el resto de harina y el resto de leche, sin dejar de batir añadimos el dulce de leche, integrándolo bien en la masa.

Llenamos las cápsulas de cupcakes un poco más de la mitad, yo suelo ayudarme con una cuchara de bolas de helado, cucharada por cupcake, y si me sobra mas, la reparto un poco entre todos. Horneamos a 180º, calor arriba y abajo, durante 20 minutos, aproximadamente.  

Mientras enfrían los cupcakes horneados, preparamos el frosting de avellanas.

200 gr. nata vegetal
100 gr. crema de avellanas

Montamos la nata vegetal con la crema de avellanas, hasta conseguir una crema consistente y firme. 

Decoramos los cupcakes con ayuda de una manga pastelera, espolvoreamos por encima cacao puro para decorar.  





No importa que hora sea, que un cupcakes apetece comerse en cualquier momento, ahora mismo, me comía yo uno de estos!